Entonces…

Cuando lleguen las dudas, cuando asalten las dificultades y los obstáculos bloqueen el camino…

Cuando las adversidades nos hieran, cuando el dolor se incremente y el desánimo, inexorable, avance…

Cuando los sueños se escapen y la esperanza se aleje, cuando la fe desfallezca y el alma ya canse…

Cuando el tiempo parezca detenerse en un instante maldito y las sombras oscuras eclipsen el alba…

Cuando la presión del aire oprima el espacio infinito y las palabras ya no sirvan para comunicar nada…

Entonces, cuando todo eso pase, no te rindas ni pidas clemencia. Simplemente descansa. Respira. Escucha. Y no digas nada.

Y observa, en silencio, la pequeñez del mundo y siente la inmensidad de un instante.

Y conecta contigo de nuevo. Y perdona. Y comprende. Y alégrate de estar aquí en el momento presente. Y mírate a los ojos y siente la fortuna de ser quien eres.

rio

Anuncios
Entonces…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s